Terapia de lenguaje para niños de dos años

Dado que la terapia de lenguaje para niños de dos años es un tema del que hace falta más información, decidimos abordarlo con herramientas prácticas. Así que, papá, mamá presta atención a lo siguiente.

👇Escucha el episodio aquí (Dale PLAY) 👇

A continuación te presentaré algunas estrategias que te ayudarán a desarrollar y estimular las habilidades del lenguaje en un niño de dos años. Para ello debo mencionarte lo que debe realizar con relación a su edad, deberá poder estructurar frases de por lo menos 2 palabras, por ejemplo: “mamá agua”, debe tener un conocimiento de 200-300 palabras, no precisamente que las exprese pero sí que las comprenda. Deberá conocer las partes de su cuerpo, comprender órdenes y preguntas sencillas, como pedir que traiga sus zapatos o responder dónde está algún objeto, también lograr responder a su nombre, entre otras.

Que un niño de dos años no logre comunicar o expresar sus necesidades e ideas NO ES NORMAL. No debe hablar como si fuera aún un bebé, es por ello que muchas de las ocasiones los miramos estresados y/o frustrados de no poder lograrlo. No es que sean “flojitos para hablar” es que algo se les está dificultando  y necesitamos apoyarles. Estudios demuestran que los niños que tardan en hablar (late talkers) y que son atendidos tempranamente a sus dos años, tienen resultados más favorables que si se atiende hasta los tres años o más. De igual forma se debe atender, pero mientras más pronto mejor para lograr mejores resultados.

La implementación de estrategias favorecerá su lenguaje pero no de forma tan especifica como cuando se conoce la causa. Para ello será importante acudir con un especialista quien identificará el motivo de su dificultad para lograr comunicarse, conforme a lo esperado. Existen diversas causas por las que un pequeño presenta retraso en su lenguaje, comenzando por el estilo de crianza, dificultad para utilizar los músculos del rostro y órganos de la boca para articular sonidos del habla, mucho uso de aparatos electrónicos, chupón o biberón, pérdida auditiva, integración sensorial (sentidos); desarrollo de habilidades previas al habla (atención, memoria, percepción, imitación, discriminación visual y auditiva), problemas de conducta, habilidades de las áreas del desarrollo motriz, cognitiva o psicológica.

Terapia de lenguaje para niños de dos años

Las estrategias que podremos implementar dentro de la terapia de lenguaje para niños de dos años serán las siguientes:

  • Hazlo sentir apoyado observándolo cada que se frustre, y ayudándolo a que entienda lo qué pasa o quiere expresar.
  • Identifica la forma en que se comunica, ya sea por medio de sonidos, gestos, indicar con el dedo o la mirada.
  • Responde a todas sus emisiones (sonidos), que son sus intentos por comunicar para reforzar que lo siga haciendo.
  • Refuerza la toma de turnos al comunicarse, por ejemplo: Si están jugando, haz un comentario del juguete con sólo una palabra “carro” (intenta que sea con un tono divertido) y espera a que él tome su turno expresando por medio de alguna de sus formas de comunicación y continua respondiéndole.
  • Mencionar el nombre de todo lo que el intenta pedir, conocer o hacer.
  • Aprovecha las rutinas (comer, ir al baño o ir en el carro) para implementar y reforzar nuevas palabras.
  • No exijas que te diga la palabra de lo que desea para poder dárselo, ya que si no lo hace es porque aún se le dificulta y necesita de tu ayuda para poder lograrlo, ten paciencia.
  • Hacer sonidos onomatopéyicos, como los de los medios de transporte: “tren” (Chucu chucu, pu pu), de los animales “cerdo” (oink, oink), cuerpo “estornudar” (achú).
  • Dale órdenes sencillas de por lo menos dos palabras: tráeme tus zapatos.
  • Ayúdalo a que conozca las partes de su cuerpo con el apoyo de un espejo o utilizando calcomanías para que sea más divertido.
  • Estimular sus sentidos ya que gracias a ellos es cómo logramos explorar, y así aprender, de todo lo que nos rodea.
  • Lograr que conozca, identifique y exprese sus emociones.
  • Desarrollar sus habilidades motoras como saltar, correr, rodar, escalar, subir y bajar escalones.
  • Hacer que pida “dame” o “más” con palabra, o gesto para aquellos objetos o comidas que sean de varias piezas y entregarlos de uno en uno cada que lo pida, como por ejemplo otra galleta o pieza de Lego.
  • El juego será la mejor forma para estimular sus habilidades en todas las áreas del desarrollo.

Lo que más favorecerá su lenguaje será que le demuestres tu atención, apoyo comprensión, guiándolo a ir aprendiendo cosas nuevas. Él lo valorará, haciéndolo sentir más seguro y amado, logrando que quiera expresarse con mayor facilidad y entusiasmo. Toma en cuenta que cualquier ser humano cuando se siente más feliz y tranquilo, logra expresarse de manera más clara y precisa, recuerda no presionarlo.

Síguenos y sé parte de la comunidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *